¿Cómo recuperar mi cuenta de Gmail sin la contraseña?

Tranquilo, no eres el primero ni el último que se olvida de su contraseña de Gmail.

En Ozono Comunicación , sabemos la importancia de no perder todos tus correos, y si estas en este caso, ayudarte a acceder de nuevo a tu cuenta.

Lo primero de todo queremos que sepas, que es muy importante la configuración previa de la cuenta, es decir, en el momento de su creación, haber asignado un correo alternativo, por ejemplo, puede salvarte de decir adiós a tu mail definitivamente.

También te recomendamos que pruebes las distintas contraseñas que utilices en otras cuentas como pueden ser Facebook o Instagram, por si hubieras utilizado la misma.

Pero como llegados a este punto solo nos interesa acceder de nuevo a la cuenta, vamos a decirte los distintos métodos de recuperación.

¿Cómo recuperar mi cuenta de Gmail sin la contraseña?

 

¿Cómo acceder?

Lo primero de todo antes de darla por perdida, es hacer clic en el enlace ¿Has olvidado tu contraseña?

Tras dar a este botón pueden ofrecerse distintas posibilidades.

1. Escribir la última contraseña.

En ocasiones la causa de haber olvidado la contraseña, es haberla cambiado recientemente, en este caso Google te ofrece la posibilidad de escribir la antigua.

Esto desgraciadamente no hará que recuperes tu cuenta, pero si dará información a Google de que eres tú realmente el propietario de la cuenta que intentas recuperar.

Sabemos que es una faena pero recuerda que en caso de que alguien intentara entrar en tu Gmail, estas medidas pueden ser las que eviten que alguien sin tu permiso acceda a dicha cuenta.

En el caso de que tampoco recuerdes la contraseña antigua, será mejor que pulses en Probar de otra manera. Ya que si pruebas una contraseña al azar sin ser la correcta, hará que Google piense que no eres el dueño de esta cuenta.

2. Teléfono Android.

En este caso darás las gracias de ser usuario de Android, debido a que la que suele ser la 2ª opción de Gmail para su recuperación es enviar una notificación de inicio de sesión a dicho terminal.

3. Llamada o SMS

En ciertas ocasiones puede que el problema sea que esta opción no se muestre , en ese caso la variante ofrecida será la siguiente, siempre y cuando tengas incluido tu número de teléfono en tu cuenta de Gmail.

Es tan simple como recibir un sms o una llamada con un código de verificación. Una vez lo introduzcas te dejará modificar la contraseña.

¡Apúntatela bien!

4. Correo electrónico alternativo.

Si no tienes registrado ningún teléfono en tu cuenta de google, esperamos que hayas incluido una dirección de correo alternativa a la que si tengas acceso, mediante la cual se te hará llegar un código de verificación, que consistiría en seguir los pasos anteriores tras introducir el código de verificación.

5. Pregunta de seguridad:

Estamos en un punto crucial, puesto que , si no cuentas con ninguna de las opciones anteriores, puede que estés más cerca de tener que crearte una nueva cuenta, que de recuperar la actual.

Pero no vamos a rendirnos tan fácilmente.

Al registrarte en Google este te ofrece distintas posibilidades de recuperación de cuenta, varias de ellas son las anteriores, y una de estas es la pregunta de seguridad.

Puede ser por ejemplo el nombre de tu mascota o la fecha de tu cumpleaños.

6. Game Over

Amigo, una vez llegado a este punto esperamos que no tuvieras información vital en tu cuenta de Gmail, porque es más probable que te toque el sueldo Nescafé a recuperar tu cuenta.

Aunque desde Ozono Comunicación, te sugerimos que rellenes los siguientes datos.

Google te pedirá una cuenta de correo a la que si tengas acceso para enviarte un código y asegurarse de que es una cuenta que esta bajo tu control.

En los próximos días te informará de si realmente cree que la cuenta sea tuya.

Aunque si no tiene suficiente información al respecto, te dirá “Lo siento pero no podemos verificar que la cuenta sea tuya”

Insistimos en la importancia de configurar correctamente las opciones de recuperación de cuenta para evitar estos problemas que pueden ser un gran comedero de cabeza.

Community Manager

Deja un comentario