Penalizaciones de Google: qué son y cómo evitarlas

Penalizaciones de Google: qué son y cómo evitarlas

Lograr que tu página web aparezca entre las primeras posiciones del buscador de Google es una tarea complicada que requiere mucha paciencia y trabajo. Si has hecho bien las cosas tu web irá escalando poco a poco hacia los primeros puestos. Sin embargo, es posible que en un momento dado tu página web empiece a bajar puestos en el ranking de búsqueda sin que sepas por qué. ¿A qué se debe esto? Probablemente tenga que ver con las penalizaciones de Google.

¿Qué son estas penalizaciones y cómo se pueden evitar?

Google impone estas penalizaciones a aquellas páginas web en las que detecta algún elemento sospechoso, ya sea de forma interna (contenido copiado o de baja calidad…) o de forma externa (enlaces de baja calidad). Sabrás que estás bajo una penalización de Google cuando tu web descienda posiciones en el buscador de forma drástica, cuando no aparezca por las keywords en las que está posicionada e incluso cuando ni si quiera se muestre al buscarla por su nombre original (mipaginaweb.com).

Las penalizaciones de Google se pueden clasificar en distintos tipos en función de su naturaleza. En primer lugar encontramos penalizaciones manuales y penalizaciones algorítmicas.

  • Penalizaciones manuales: como su propio nombre indica son impuestas de forma manual por un editor de Google. Este tipo de penalizaciones van acompañadas de un mensaje en el Webmaster Tools indicando el motivo de la misma, por tanto, es más fácil subsanar los errores cometidos, aunque la retirada de la sanción queda a juicio del propio editor.
  • Penalizaciones algorítmicas: se trata de sanciones impuestas de forma automática por los algoritmos de Google. Suelen ocurrir cuando tiene lugar una actualización de dichos algoritmos. En este caso no contarás con ningún aviso, por lo que será más difícil identificar el origen de la penalización.

A su vez, es posible diferenciar las penalizaciones algorítmicas en varios subtipos, atendiendo al nombre de cada uno de los algoritmos. Así encontramos Google Panda y Google Penguin.

  • Google Panda: este algoritmo de Google se centra en identificar contenido de calidad dentro de la página web, es decir, aquellos que posean contenido irrelevante, copiado o traducido de otras webs serán sancionados, con el inconveniente de que Google no avisa de ello. Por tanto asegúrate de que creas contenidos de calidad propios para tu web para evitar una penalización por este motivo.
  • Google Penguin: en este caso Google evaluará los enlaces externos que conducen a tu web y determinar si estos se han creado de forma natural gracias al contenido de calidad de tu web o si por el contrario has hecho trampa y los has creado artificialmente.

A continuación, veremos cómo puedes salir de estas penalizaciones una vez que te han sido impuestas. En el caso de las penalizaciones manuales, estas serán comunicadas en el Webmaster Tools, por lo que sabrás exactamente que fallo/s has cometido y podrás remediarlo rápidamente. Sin embargo, cuando hablamos de penalizaciones algorítmicas la cosa se complica puesto que no recibirás ningún aviso de por qué has sido sancionado, por lo que tendrás que averiguar por ti mismo el origen del problema. Para ello, es necesario que estés informado de las actualizaciones de los algoritmos de Google (cuándo salen a la luz y qué cambios introducirán). A partir de ahí debes cotejar la información con el contenido de tu web y los enlaces dirigidos a la misma para tener una idea de cuál puede ser el problema y a partir de ahí actuar en consecuencia.

Como puedes ver Google es estricto en su política de difundir contenidos de calidad y no tolera la existencia de información repetida e inútil. Por tanto, si no quieres ser víctima de sus penalizaciones presta especial atención a tu página web y crea contenido propio, original y de calidad.

Comparte este post en: Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja tu comentario

Comentario (requerido)

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Nombre (requerido)
Email (requerido)